17 abril 2017

El Día de la República

Rate this posting:
{[['']]}









El pueblo unido ¿jamás será vencido?


El pasado Día de la República, el 14 de abril de 2017, una amiga nos recordó aquello tan manido de que si estuviéramos todos unidos, nadie ni nada nos detendría. De hecho, su frase fue “…aunque unidos somos capaces de todo, lo malo es que no lo estamos.
La frase tiene su con qué, o sus dos con qué.

El primer con qué es ese cierto tufillo de buenismo totalitario que siempre se nos engancha a los de izquierdas (semejante a como a las derechas se les engancha un buenismo autoritario). Eso de estar unidos, eso de que el pueblo unido jamás será vencido, eso de sentirse uno en comunión (común unión) de alguna manera olvida que si no lo estamos bien pudiera ser porque no todos pensamos lo mismo ni esperamos lo mismo, y precisamente abogar porque la solución pase por estar todos unidos (bajo una misma idea, en el mejor de los casos, o un mismo líder, en el peor) es la suave pendiente que nos acerca al peligro del populismo. Item más: a lo mejor los que no se nos unen, porque piensan distinto o esperan distintas cosas, resulta que tienen más razón que nosotros.
Y aquí viene el segundo con qué.
Lo cierto es que pienso que los que no se unen a nosotros tienen globalmente menos razón que nosotros (ese nosotros al que incluyo a mi amiga), pues si pensara que tienen más razón estaría, obviamente, con ellos. Y como en mi opinión la cosa va de razones, entiendo que no se trata de responsabilizarnos, ni culpabilizarnos, de estar desunidos. Se trata de convencer con argumentos y razones a la par que, si es el caso, dejarnos convencer con argumentos y razones: atraer o dejarnos atraer, sin solicitar adhesiones desde el sentimiento. Y este es el segundo con qué: la dificultad que tenemos para argumentar y razonar en una sociedad tan tremendamente compleja como es este mundo donde vivimos.
El mundo es enormemente complejo, por lo que innegablemente los análisis que hagamos no serán sencillos y los argumentos, tanto a favor como en contra de cualquier tema, serán tan trabajosos de urdir como de leer y seguir.

-->
Pues eso: contra el primer con qué, el peligro del totalitarismo que siempre acecha a cualquiera pensamiento de izquierdas, vale lo aquí expuesto. Contra el segundo, valgan las entradas que sobre economía iré colgando próximamente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario