06 abril 2015

El futuro del trabajo

Rate this posting:
{[['']]}
Un artículo sobre el futuro del trabajo

http://www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/contratos-dinamicos-4066185

Los coches utilitarios pueden ir sin ningún problema a 200 km / h, pero está prohibido por ley, prohibición que es una pura decisión política.

Las TIC permiten operar millones de órdenes financieras por minuto, y operan por que no está regulado, desregulación que es una pura decisión política.


Lo que, entre otras cosas no menores, diferencia primordialmente a los humanos del resto de animales es el fenómeno de la adaptación. En la naturaleza, donde la ley del más fuerte impera, el resto de los animales no humanos deben adaptarse al medio para sobrevivir. El hombre fue el único animal que para sobrevivir adaptó el medio.

Cada vez que leo que cosas como "nuevas generaciones con capacidad de adaptación rápida", "un mercado poco regulado donde los individuos que mejor conocen y se adaptan a sus reglas sobreviven; un ecosistema donde lo colectivo y, por tanto, los sindicatos se adaptan malse qué quiere el que así habla, y también el que no critica al que así habla.

Quiere que nos deshumanizamos (al renunciar a lo que nos hace humanos: animales diferentes del resto de animales por nuestra capacidad de adaptar el medio a nuestras necesidades) y que renunciamos a nuestra arma, la política, como herramienta para adaptar la sociedad a las necesidades del individuo.

Quiere una sociedad donde rija la ley de la selva, donde la lucha individual sustituya a la lucha social (lo mismo, y aquí hay un grave peligro de la economía colaborativa desregulada, que quieren las compañeras de consumo colaborativo tipo air-bnb o uber:  "Insofar as Airbnb is allowing people to evade taxes and regulations, the company is not a net plus to the economy and society – it is simply facilitating a bunch of rip-offs.", "if Uber and related services (like Lyft) flood the market, they could harm all drivers' ability to earn even minimum wage." The Guardian, http://www.theguardian.com/commentisfree/2014/may/27/airbnb-uber-taxes-regulation).

Una vez más quiero hacer la siguiente reflexión: no manda la economía, manda la política. Por eso la derecha invierte tanto dinero en todo sitio y momento para tener el poder político: este poder, y no el económico, es el verdadero poder.

Si mandase la economía, como nos quieren hacer creer para que desistamos de luchar por el poder político (a toda la sociedad, no a unos grupos en particular), la derecha pasaría de invertir la ingente cantidad de recursos que usa sólo para ostentar el poder político. Y la experiencia nos dice que no es así. La política, como he expuesto llanamente al inicio, está atrás de todas las decisiones.

No podemos caer en la contradicción de, como sujeto político, luchar por la política como arma de transformación (buena, en nuestras manos, mala, en manos de la derecha) y repetir el discurso de que la economía es la que manda: con este discurso erróneo estaremos desmoralizando precisamente a la gente que más nos interesa. Otra cosa, que sí debemos denunciar, es que haya políticos comprados por el poder económico para hacer (o impedir) determinadas políticas: esto abunda más en que lo que importa es el poder político, y que el poder económico está sujeto a las decisiones políticas que la sociedad acabe tomando.

Debemos convencernos y convencer a la ciudadanía de la importancia del poder político, pero no para "asaltar los cielos", sino para regular la sociedad manteniéndola al mismo tiempo abierta y segura: para adaptarla al ser humano en lugar de convertirla en un ecosistema donde el ser humano tenga que adaptarse para sobrevivir.

1 comentario :