18 noviembre 2006

Otra carta a una amiga (pura aritmética)

Rate this posting:
{[['']]}
En diversos estudios, de los que se ha hecho eco EL PAIS, se afirma que aproximadamente el 15% de la población mundial consume de media 10 veces más que el resto. Así dicho, no parece mucha locura: una relación 1 a 10... ¡podría ser peor! pero es algo contra lo que tenemos que luchar ¡es evidente! Pero veamos qué significa.

Supongamos que la población mundial se compone de 100 partes. Las 15 partes que de media más consumen, consumen cada una 10 unidades, las 85 restantes consumen 1 unidad "per capita", de esto se entiende que:

Consumo total = (15 x 10) + (85 x 1) = 150 + 85 = 235 unidades consumidas.

Hasta aquí, bien ¿verdad?

Prosigamos, pues.

Supongamos que unas correctas, necesarias -por imprescindibles- i adecuadas políticas permiten en un futuro próximo -en el horizonte de dos generaciónes: 50 años- que el consumo de bienes y servicios de los más pobres alcance de media el 25% del consumo medio del 15% más pudientes (relación de 1 a 4).

Este incremento -no lineal- vendría de la mano de un fuerte crecimiento de aquellas sociedades que estan por debajo de los 2 dólares diarios, elevándolas hasta los 10 dólares diarios (3.650 dólares anuales -500.000 pesetas al año, coste de TODOS los servicios: comida, escuela, sanida, cultura...-, que significa pasar de una relación de 1 a 30 a una relación de 1 a 6).

¿De qué situación estamos hablando? Pues por lo que hace al uso de los recursos necesarios, y suponiendo que las nuevas tecnologías estabilizasen el coste del consumo de los más pudientes -lo que ya es suponer- y que su ética impidiera un crecimiento desaforado del consumo -lo que es aún más suponer-, estamos hablando de:

Consumo total = (15 x 10) + (85 x 2,5) = 150 + 212,5 = 362,5 unidades consumidas.

Estaríamos ante un incremento del coste en recursos del 54,25%.

Aún hay más.

Al nivel actual del consumo de recursos, la Tierra deja de reponer el 25% de los recursos consumidos (mismas fuentes, recogidas en el mismo diario), esto es: si consumimos 235 unidades cada año, la tierra "pierde" 59 unidades cada año. Dado que no sabemos exáctamente cuántas unidades tiene la Tierra, no sabemos cuántos años soportará este nivel de consumo. Pero...

Pero si pasamos a consumir 362,5 unidades, la Tierra pasaría a "perder" cada año más de 180 unidades, más de 3 -TRES- veces la que ahora se pierde.

Buen ritmo de adelgazamiento ¿no?

¡Y qué podemos hacer? ¡Y yo qué sé!

Lo que sí sé es que nuestro nivel de vida existe gracias al nivel de vida de esos pobres desgraciados. Gracias al expolio que los imperios occidentales hicieron y siguen -seguimos: no lo olvides- haciendo, y que tenemos los problemas de inmigración que tenemos por que nos los hemos ganado a pulso. Y seguimos ganándonoslo.

Lo que sí sé es que la solución no pasa por negarles el acceso a un mejor nivel de vida... pero no sé, o no me atrevo a pensar, qué significa eso de permitirles el acceso a un mejor nivel de vida: adiós Airbus, adiós líneas de Muy Alta Tensión, adiós autopistas (tanto reales como virtuales: y ¿cómo te seguiré escribiendo? ¡pues con papel y sellos!), adiós a...

Lo que sí sé es que estoy hablando de una població de 6.000 millones de personas... cuando la previsión es que en un par de generaciones (50 años) se alcance entre 7.500 y 9.000 millones de habitantes. Los costes de los consumos crecerán entre un 15% (incremento sólo vegetativo -sin cambio cualitativo de los más pobres- y en la situación de menor número de habitantes) y un 110% (incremento vegetativo de la situación de mayor población más cambio cualitativo de la relación 10 a 1 a la de 4 a 1), lo que quiere decir que la incapacidad de reposición de la Tierra de los recursos consumidos se multiplicaría por hasta 4 -¡CUATRO!. Y todo ellos si los costes de los consumos de los más pudientes -nosotros- no se incrementan...

En fin, que qué te voy a decir que tu ya no sepas.

Muchos besos.

13/11/06

No hay comentarios :

Publicar un comentario